jueves, 19 de mayo de 2011

15-M, mayo del 68 y el sentido del voto

Lo que parecía un movimiento anecdótico, oportunista y antisistema se está consolidando como un creciente reclamo popular ante un cúmulo de despropósitos y abusos en los que ha caído tanto el sector financiero (un amplio abanico en el que entran  los llamados bancos "buenos" con sus "indecentes bonus" a directivos (lo dice Obama, no yo) y "obscenos beneficios" (lo dice la UE, no yo, respecto de los españoles),  los operadores de mercado, las agencias de rating y los especuladores sin escrúpulos como Madoff) como los políticos, corruptos, mentirosos y con visión de corto plazo.

Pagamos los platos rotos de una crisis que no hemos generado -por solidaridad, por asegurar la solvencia del sector financiero, nos dicen- y vivimos en un entorno de mejorable democracia, donde asistimos a una indiscutible vinculación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, incluso de la prensa, justo lo opuesto de lo que debería ser.

Tenemos 600 políticos -de todos los colores, no sólo Gürtel- incursos en procesos judiciales. No me extraña que esta rancia clase política sea la tercera preocupación de los españoles después del paro y la crisis económica, antes del terrorismo, la inseguridad, la sanidad, según el CIS.

Cierta prensa extranjera compara estos desórdenes a los del norte de Africa. Nada más lejos. En cualquier caso, después del 22-M, veremos si este movimiento fue sólo el sueño de una noche de verano o el prólogo de un nuevo mayo del 68.

Ayer nos desayunamos con la noticia de que el gasto y el empleo público habían crecido el primer trimestre del año, mientras hacen propaganda de restricciones presupuestarias y recortes sociales.Que esto haya sido la principal razón de crecimiento económico (un escuálido 0,3%) es muy fuerte. Todo ...para "colocar" amigos y retribuir el voto.

Me parece interesante la trayectoria de aquellas personas que, en algún momento de su vida, sienten la vocación pública o la curiosidad y deciden entrar en política, por un tiempo, aportando su conocimiento y aquellas cualidades que le han generado éxitos en su vida profesional y personal. Y, por otro lado, aborrezco a quienes quieren vivir exclusivamente de la política, a menudo sin capacidades manifiestas -salvo la de apretar el ventilador para esparcir mierda- y que, en vez de aportar, sólo quieren recoger.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/19/madrid/1305781023.html?a=4e4a73ea784a3f0cc6e7ffe3cadd81e2&t=1305789535&numero=

Los políticos solo se recuerdan de sus electores cada cuatro años. Ayer, frente al supermercado, una camioneta, con los altavoces desplegados, difundía el mensaje de un candidato a Alcalde que, como Concejal, no supo reconocer ni denunciar la flagrante corrupción instalada en el municipio. El tono y el contenido me recordaba a los comerciantes del mercadillo de los domingos: "dos por uno, muy ricos, tome espárragos en vez de brécol hoy para cenar...no le provocará flatulencia"


Abstenerse, no votar, es un error, una irresponsabilidad y una falta de solidaridad. Ni no convence ningún candidato, hay que votar en blanco. Uno de mis sueños es que, algún día, el voto en blanco supere al resto de votos para enviar a los políticos un mensaje claro: así NO, tenéis que cambiar.

Otro de mis sueños es que, a la hora de hacer la declaración de la renta, nos pusiéramos de acuerdo y pagáramos la mitad para enviar otro mensaje claro: así NO, no con mi dinero, no estoy de acuerdo como lo administras, en qué lo gastas; me pides que me apriete el cinturón y tú no lo haces; me pides que garantice la solvencia de un banco y este me niega liquidez, por lo que tengo que cerrar la empresa y despedir gente.


Aunque mi opinión de la clase política es ínfima, reconozco personas con valores y con capacidad política o gestora. ¿Por qué tengo que votar una opción política? ¿Acaso los clubes de fútbol se traspasan al completo? Yo quiero configurar mi selección ideal, ganadora, apostando por las personas, no por los partidos, a menudo vacíos de contenido, con ideario y programas oportunistas (se le llama argumentario de ventas en marketing). Ya sea en mi Ciudad, en mi Comunidad, en el Estado, quiero (es otro sueño) poder votar listas abiertas y eliminar ese estúpido sistema de representación donde las minorías cualificadas (regionales) pueden llegar a ser sustanciales para la estabilidad de un Gobierno.

Es un sueño placentero, pero acabo de darme cuenta que estoy despierto...y que la realidad es otra. Déjame diez minutitos más, mamá, ...por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario